Lo que NO debes hacer en tus envíos de email marketing

lo que no debes hacer en tus envios de email marketing

¿Con qué frecuencia pensamos en el correo basura? Probablemente en muy pocas ocasiones porque ya hay una carpeta en nuestro cliente de correo que piensa en ello por nosotros, ¿verdad?

Según Return Path el 70% de los rebotes tipo "esto es SPAM" tienen su origen en campañas de email marketing. Esto significa que, aunque no pienses en el correo basura como posible destinatario, deberías pensar constantemente en ello cuando lo haces como remitente. Sobre todo cuando tus envíos de email pueden ser parte de ese 70%.

Vamos a ser proactivos y vamos a analizar lo que sería un email horrible. Perfecto candidato para que uno de nuestros destinatarios lo marquen como SPAM.

Anatomía de un email horrible

Anatomia de un email horrible

1. Escribir asuntos genéricos

La mitad de los emails que se envían se corresponden con ofertas, cupones, ventas... ¿por qué deberían abrir el tuyo?. En la anatomía, 50% de descuento sobre qué producto. El asunto de tu email debe invitar al destinatario a hacer algo, a experimentar algo, a disfrutar de algún tipo de beneficio. Si quieres saber más sobre cómo crear asuntos impactantes en tus emails te recomendamos la lectura de este enlace.

2. Evitar que sus destinatarios puedan responderle

Nadie quiere tener un amigo cuya dirección de email es "noresponder". Sería como invitar a tu destinatario a que hablase con una pared. No hay que evitar la conversación. Es la clave de cualquier transacción comercial.

3. Usar diseños poco elaborados

Las cosas entran por los ojos. Nos pasa en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. Cualquiera que viese el email del ejemplo quedaría bastante desalentado con la calidad de los servicios que pueda ofrecer este Spa. ¿no te parece?. Si no dispones del gusto creativo que puede ofrecerte un diseñador, utiliza alguna plantilla de las muchas gratuitas que ofrecemos. ¿Quieres subir el nivel? Nosotros, como muchos diseñadores podemos ofrecerte nuestros servicios para diseñar la plantilla de tus envíos de email perfecta para tu negocio.

4. No comprobar contenido dinámico inaccesible

En el ejemplo se ve que se intentó personalizar el envío pero no se utilizaron las etiquetas correctas de personalización. El resultado es totalmente contrario a lo que se pretendía. Para evitar este tipo de problemas le aconsejamos hacer pruebas de sus envíos de email antes de lanzar la campaña definitivamente.

5. Escribir falsamente

Un negocio está formado por personas que venden a otras personas. Así de sencillo. El contenido de tus emails deben estar dirigidos a que tus destinatarios los lean atentamente. La utilización de palabras como "estimado cliente" suena bastante impersonal. Lo mejor es redactar tus emails tal y como te gustaría recibirlos.

6. Incluir tu contenido menos interesante

La razón principal por la que los destinatarios cancelan su suscripción a emails de empresas u organizaciones sin ánimo de lucro es porque su frecuencia de envío es muy alta. No dañes tu imagen enviando información que no vale para nada. No deberíamos lanzar un email si no tenemos nada interesante que contar. Si nuestra oferta es buena y creemos en ella no contemos más por si ésta no interesa. Cada email debería tener un único foco.

7. Usar imágenes genéricas

Una imagen vale más que mil palabras dice el dicho. Una foto de banco de imagen mal escogida no vale nada, daña tu credibilidad. Deberías utilizar imágenes que aporten valor añadido al foco principal del mensaje en lugar de aquellas que lo que hacen es alejarse de él.

8. Utilizar imágenes que no se ven correctamente

Peor que una imagen que no aporta nada es una imagen que no se ve. No diseñes emails formados única y exclusivamente por imágenes porque hay muchos destinatarios que sólo leen sus emails en texto plano. Del mismo modo revisa las direcciones de las imágenes que incluyas para que se visualicen correctamente. Utiliza textos alternativos en las imágenes que inviten a que tus destinatarios las descarguen y de este modo tu email se vea perfecto.

9. No incluir "llamadas a la acción"

Como mis destinatarios saben que mis productos tienen un 50% de descuento ya está todo hecho. Pues no. Hay que invitar a tu destinatario a que haga algo con la información que le acabas de entregar. Que obtenga más información, que pueda comprar el producto directamente, que se pueda registrar en tus boletines y así recibir más ofertas. Un CTA (llamada a la acción) es fundamental en un envío de email marketing.

10. No permitir que tus destinatarios puedan darse de baja

Independientemente de lo impresionantes que sean tus emails, la principal razón por la que los destinatarios cancelan su suscripción es porque el contenido que se les ofrece no es relevante. De todos modos si un destinatario quiere darse de baja debe poder hacerlo inmediatamente. No olvides que esto lo exige la ley.

Con esto, ¿tus emails se parecen al del ejemplo?